?

Log in

 
 
22 October 2016 @ 01:53 am
Un poco de gigantismo  
Dubai

Una ciudad en medio del desierto. De la nada más absoluta. Con arena por doquier, hasta en el aire.

En Dubai paramos en una escala de muchas horas. Impacientes por empezar el viaje, Dubai supuso un entrante curioso, la primera incursión hacia las diferencias culturales.

Lo primero que nos encontramos en Dubai fue su seguridad aeroportuaria. En la aduana de entrada al pais, a la salida del aeropuerto, recibimos una bienvenida sorprendente, todo sonrisas. Y fui víctima del registro más desganado de la historia; casi que tengo que terminarlo yo.

Salir a la calle supuso una bofetada. Física, que no cultural. El aire estaba tan caliente que de haber ADN flotando, acabaríamos transformados del choque térmico. Jajjaja, en fin.... Quemaba en la piel, quemaba al respirar. No es de extrañar que toda la vida fuera de interior, con el aire acondicionado en temperatura pingüino.


Pasadizos para todo.

Teniamos tiempo, aunque no había que demorarse. Dubai, como curiosidad social y arquitectónica, tiene algunos atractivos que molan, así que derechos al metro. El aeropuerto pilla lejos, unos 30min hasta el downtown. Desde el tren, una extensión de casas bajas entre la calima, y a lo lejos, rascacielos.


El metro de Dubai está totalmente automatizado. Delante y detrás, un enorme ventanal. Aunque uno de los extremos alberga la primera clase. En el centro, una zona exclusiva para mujeres.

En el downtown, el Dubai Mall, el centro comercial más grande del mundo... con su propio acuario gigante.



El Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. Subir a lo alto, unos 30€... Subir a lo más alto, unos 80€; ¿Merecería la pena? Puede, a lo mejor de noche, o con el día limpio. Hoy no.


El centro comercial... bueno, un centro comercial, con tiendas. No es nuestro sitio.



Nos encanta disfrutar de un agradble paseo por el infierno.

A continuación, la siguiente curiosidad era el Palm Jumeirah, la palmera de arena creada sobre el mar. Para ir allí, unos 30 min de metro y un tranvía por entre una urbanización de edificios mega altos. Y allí, un monorail recorre el tronco de la palmera hasta el exterior, donde nos encontramos con un hotel con centro comercial, parque acuático y techos de colores. Las playas, todas privadas. Desde el monorail se puede apreciar la curvatura de las hojas palmeriles.


Monoraiiiiiiil


Se pueden apreciar las hojas...


Techos de colores.

Como no se podía hacer nada por allí, con las mismas vuelta al aeropuerto. Monorail, tranvía, metro, aeropuerto. Dubai, para el mundo un importante centro de negocios en crecimiento; para nosotros, una curiosidad arquitectúrica. Para la próxima, el centro viejo, dicen que mola.


Como aperitivo, not bad.

----------------------
==Bonus Track==
----------------------
Al salir de Dubai, nos metieron en Business. Bueno, a Yoli no...
Tags: ,